Boca Juniors quedó fuera de la Copa Libeertadores  tras caer (3-1) por penales el martes ante  Atlético Mineiro de Brasil en el encuentro de vuelta de los octavos de final. De esta manera, el ‘Galo’, uno de los cuadros más tradicionales del gigante sudamericano, avanzó a los cuartos de final.

El cotejo tuvo una gran polémica cuando el árbitro Esteban Ostojich recurrió al VAR para revisar la jugada previa al gol que marcó Weigandt, a los 17′ del segundo tiempo, que le daba la ventaja parcial a Boca. Minutos después, y tras revisar la jugada, el juez consideró que hubo posición adelantada del ‘Pulpo’ Gonzales en el tiro libre que terminó en el tanto ‘xeneize’, por lo que decidió anular la anotación.

Los jugadores de ambos equipos discutieron en el campo de juego e incluso algunos se agarraron a empujones. Colaboradores de ambos comandos técnicos fueron expulsados por el juez del partido.

La molestia en el plantel de Boca fue evidente ya que en el partido de ida, jugado la semana pasada en la Bombonera, también le anularon un gol de forma polémica, lo que le impidió ganar ese partido que también terminó 0-0 como el de vuelta disputado este martes en Belo Horizonte.

Mineiro enfrentará en cuartos de final al vencedor de la llave de octavos que disputan River Plate y Argentinos Juniors.