- Publicidad -spot_img
4.6 C
La Rioja
InicioLocalesEL INESPERADO PASO EN FALSO DE ALBERTO FERNANDEZ: CON UNA FRASE...

EL INESPERADO PASO EN FALSO DE ALBERTO FERNANDEZ: CON UNA FRASE LOGRÓ UNIR A JAIR BOLSONARO CON LA PRENSA BRASILEÑA

Sus polémicas declaraciones sobre el origen del pueblo del país vecino desataron fuertes críticas en ambos lados de la frontera. Desde la Cancillería dieron por terminado el tema tras las disculpas del presidente

En unos pocos segundos y con solo un puñado de palabras, el presidente Alberto Fernández logró lo que nadie pudo en dos años y medio: hacer coincidir en algo a Jair Bolsonaro y la prensa de su país, habitual crítica de la gestión del presidente brasileño.

La palabra “Selva” simbolizó esa inusual unidad de criterios entre dos fuerzas que mueven sus fichas en tableros opuestos de un país dividido por un gobierno que desata amores y odios profundos. Y no por nada el propio Bolsonaro eligió esas cinco letras para ejemplificar el sentir de gran parte de su país ante el desafortunado comentario de su par argentino sobre el origen del pueblo brasileño.

“Selva”, tuiteó Bolsonaro, en un escueto mensaje acompañado por la bandera nacional y una fotografía en la que se lo ve rodeado de representantes de las comunidades originarias de su país, las mismas que el mismo presidente brasileño insultó en 2020 al sostener que “el indio cambió (…) cada vez más el indio es un ser humano igual a nosotros”.

Una sola palabra le bastó a un presidente tildado de racista, misógino y homofóbico para contrastar la frase de la polémica: “Los mexicanos salieron de los indios, los brasileros salieron de la selva, pero nosotros los argentinos llegamos de los barcos. Eran barcos que venían de allí, de Europa. Y así construimos nuestra sociedad”, afirmó este miércoles Alberto Fernández desde el Museo del Bicentenario junto a su par español, Pedro Sánchez.

Y así desató un inesperado vendaval de críticas en ambos lados de la frontera, una explosión de memes en las redes sociales y una oleada de agarradas de cabeza de quienes lo votaron y lo ven como el contraste ideológico del presidente brasileño en la región.

El tuit de Jair Bolsonaro

Pero Bolsonaro, a quien la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) denunció ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU por una presunta política de exterminio, no estuvo solo. Lo acompañaron su hijo, el diputado federal Eduardo Bolsonaro, y numerosos dirigentes afines que descargaron toda su furia contra la Casa Rosada.

La prensa brasileña, una dura crítica de su mandato y a la que el mismo jefe de Estado mandó “a la p… que los parió” en enero pasado, reaccionó en la misma sintonía. El diario Folha de San Pablo, uno de los más influyentes del país, calificó la frase de Alberto Fernández de “racista”.

En una nota firmada por Sylvia Colombo, su corresponsal en Buenos Aires, el diario dijo que “la frase racista revela una traza cultural profunda que minimiza la misma raíz mestiza de la población argentina, un pensamiento presente desde el siglo 19 entre intelectuales y gobernantes importantes”.

La prensa brasileña contra la frase “racista” del presidente argentino

Las disculpas del presidente no lograron aplacar la polémica. “A nadie quise ofender, de todas formas, quien se haya sentido ofendido o invisibilizado, desde ya mis disculpas. Se afirmó más de una vez que los argentinos descendemos de los barcos. En la primera mitad del siglo XX recibimos a más de 5 millones de inmigrantes que convivieron con nuestros pueblos originarios. Es un orgullo nuestra diversidad”, afirmó en su cuenta de Twitter.

Sin comunicación oficial

Desde la Cancillería argentina dieron por terminado el incidente con las disculpas del mandatario. “Insistir en que son insultantes u ofensivas (sus declaraciones) solo tiene sentido para quien está convencido de que vivir en la selva o descender de pueblos originarios es algo inferior a descender de europeos”, dijeron a TN.com.ar fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Dicho esto, no ha habido ninguna comunicación oficial” dirigida a la Cancillería brasileña de manera directa o a través del embajador, Daniel Scioli, afirmaron las fuentes.

Y agregaron: “Todos saben que fue una especie de furcio y el presidente ya lo aclaró”.

El mal paso de Alberto Fernández

Un gol en contra

Pero más allá de las disculpas, en el oficialismo quedó flotando esa agria sensación de perder una pelota fácil al borde del área y con el arquero distraído. Y justo en un tema en el que Bolsonaro es atacado desde adentro.

“Yo no creo nada de lo que él dice”. comentó  la activista de la etnia uru eu wau wau y fundadora de la ONG de Defensa Etnoambiental Kanindé, Iivaneide Bandeira Cardozo, al aludir al tuit de Bolsonaro con la palabra “Selva” y una fotografía con miembros de pueblos originarios.

“Su política indígena ha sido pésima y ha generado desde invasiones de tierras a un verdadero retroceso en los derechos garantizados por la Constitución Federal”, apuntó la reconocida indigenista brasileña desde Porto Velho, en Rondônia, norte de Brasil y pleno territorio amazónico, “uno de los Estados que más desforesta y cuyo gobierno paradójicamente es bolsonarista”.

Y añadió: “El usa este tipo de cosas para decir que los indígenas están de su lado, pero si Usted profundiza va a ver que no es verdad. Basta conversar con los líderes que están defendiendo la foresta contra el garimpo (la extracción ilegal del oro), el alquiler y la mineralización de las tierras, para ver lo que piensan de él”.

A 4152 de kilómetros de Porto Velho y en pocos segundos, Alberto Fernández le entregó la pelota a Bolsonaro al borde del área chica. “Selva”, tuiteó el presidente brasileño. Y no tuvo más nada que decir.

 

FUENTE: TN

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Stay Connected
16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453SuscriptoresSuscribirte
Must Read
- Advertisement -spot_img
Related News
- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí