- Publicidad -spot_img
19.9 C
La Rioja
InicioDeportesFUE UNA FIESTA DE "LOCOS BAJITOS" PERO LA VERDADERA COPA ARRANCA EL...

FUE UNA FIESTA DE «LOCOS BAJITOS» PERO LA VERDADERA COPA ARRANCA EL SÁBADO

Argentina logró un gran funcionamiento ante la ya eliminada Bolivia, en la última fecha de la primera fase. Ante Ecuador, por los cuartos de final, será la primera de las llaves de “mata o muere”.

No importa el rival. Me gusta ver jugar bien a la Argentina y cuando eso pasa creo que hay que disfrutarlo, siempre poniendo en contexto el partido. Por eso: ¿Da para emocionarse esta victoria sencilla ante uno de los peores seleccionados del continente? La respuesta es no. Darle un valor desmedido a esta goleada llevaría al equipo por un camino equivocado. Hoy, Bolivia no solo es un conjunto con pocas virtudes, sino que, además, le dio al duelo contra Argentina un tono casi de partido amistoso.

 

Lionel Scaloni decidió a arriesgar los ’90 a Lionel Messi, quien supo dosificar su energía durante el partido, convencido de que no sería un cruce con juego brusco y, evidentemente, acertó. El rival le propuso a nuestra Selección un encuentro “liviano” y aceptó, sin rebeldía, su rol secundario.

Lionel Scaloni se mostró satisfecho con el nivel de la Selección argentina ante Bolivia. (Foto: Reuters).

Un punto para destacar: el experimento de juntar adelante a futbolistas muy hábiles pero de baja estatura fue un éxito. El DT argentino se despreocupó de la “pelota parada” . Puso de entrada a Papu Gómez, Ángel Correa y Sergio Kun Agüero. Ellos, liderados por Messi, se hicieron un festival y desplegaron todo el repertorio de diagonales, gambetas y excelentes definiciones como para resolver el partido antes del entretiempo. El resto del encuentro casi que fue solo para cumplir.

Pensando en lo que viene, lo verdaderamente importante, vale hacer un pequeño relevamiento de lo que dejó esta primera fase:

  1. El equipo todavía no definió un estilo. Es más sólido cuando presiona y busca protagonizar el juego, pero nunca pudo sostener esa ambición durante más de media hora.
  2. Hasta ahora, siempre jugó “cómodo”. Ningún rival lo exigió. Todavía debe mostrar si tiene carácter para los momentos más calientes de la competencia.
  3. Aunque el grupo parezca menos dependiente de Messi, esto no es real. El “10” fue el jugador que hizo la diferencia en todos los partidos y, cuando jugó mal (contra Paraguay), se notó mucho.
  4. No hay un “11 de memoria” y eso está bien. Ningún equipo se consolida con “solo 11 jugadores”. Scaloni sabe que cuenta con 14 o 15 futbolistas en los que puede confiar. Él, ahora, deberá mostrar su capacidad para saber en qué momento darle lugar a cada uno.
  5. Hay argumentos como para soñar con el título, pero pensar ahora en la final del Maracaná sería un error grosero. Argentina sigue siendo un equipo en formación y no puede permitirse subestimar a Ecuador. Sería fatal para sus aspiraciones.

 

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Stay Connected
16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453SuscriptoresSuscribirte
Must Read
- Advertisement -spot_img
Related News
- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí